Celebrando una década sin tomar sol

La cicatriz en la frente, 10 años despuésEn Diciembre de este 2013 se cumplen 10 años en los que no me expongo al sol. Y con esto digo no tomo sol durante el verano, pero además nunca salgo a la calle sin protector solar y trato, de todas formas, evitar tener el sol sobre mí. Soy capaz de pasarme de una vereda a otra sin parar en búsqueda de sombra y nunca me falta un sombrero cuando hay mucho sol.

Hace 10 años me sacaron un cáncer de piel y me dejaron 25 puntos en la frente. (Era un tipo conocido como ‘Basal Cell Carcinoma’, que gracias a Dios no se extiende a otras parte del cuerpo y es fácil de tratar). Con un flequillo y un poco de maquillaje, puedo disimular la cicatriz, pero en realidad eso ya no me importa.

Desde entonces voy cada seis meses al dermatólogo, que me mira cada lunar y mancha, y los compara con una carpeta de fotos que tengo, para ver si hay algún cambio que requiera alguna medida médica, como una biopsia.

Cuando me sacaron el cáncer en la frente, la doctora me dijo: “no puedes tomar sol nunca más en tu vida. Todo el sol que tu piel puede resistir ya lo tomaste”. Puedo decir que en ese momento experimenté una sensación de alivio. Por muchos años sentí que debía estar bronceada lo más posible y me pasaba horas al sol, a veces más sufriendo que disfrutando.

Lamento no haber hecho caso a tantas personas, incluidos mis padres, que me decían que dejara de tomar sol. Una vez, un médico en Buenos Aires me dijo que si quería tener una piel saludable y sin arrugas, lo mejor era no exponerse al sol, y que no valía la pena arriesgar la salud por estar “quince días al año tostada”.

Aprendí la lección por la fuerza, pero la aprendí. Cuando era pequeña no había tanto protector solar ni recomendaciones de los pediatras para los chicos que pasan muchas horas al sol. Pero ahora sí las hay y como mamá no dejo a mis hijas salir un día soleado o un día de playa sin sombrero, ni protector solar.

Hace un mes me encontraron otro lunar ‘sospechoso’ en la espalda y me lo sacaron, dejándome otros nueve puntos. Mi piel es muy clara y los efectos del sol son más severos en pieles como las mías y por eso mi rutina de cuidados debe ser permanente. No pienso arriesgarme, menos ahora que tengo dos hijas fabulosas que quiero ver crecer.

Cuidarse debe ser la prioridad

En una de mis últimas visitas al dermatólogo, vi una nota de la Asociación Americana dedicada a investigaciones sobre el cáncer de piel que me sorprendió . El artículo señalaba que, pese a que los sobrevivientes de melanoma son 9 veces más propensos a desarrollar otro melanoma, más de un cuarto admite que no usa protector solar. (El melanoma es el tipo de cáncer de piel más severo pero es tratable si se diagnostica a tiempo).

Y peor aún, un dos por ciento de estos sobrevivientes reconoció que fue a una cama solar en el último año, sabiendo que un solo uso de la cama solar aumenta un 20 por ciento el riesgo de sufrir melanoma.

Evitar el sol y usar siempre protector solar (aunque esté nublado) debería ser una regla para quienes sufren problemas de la piel.

Beneficios extras

Pero además de evitar daños por el sol en la piel y el desarrollo de cáncer, está comprobado que el uso de pantalla solar también ayuda a prevenir el envejecimiento. Un estudio dado a conocer hace pocas semanas, confirma los beneficios del ponerse protector.

No necesito de un estudio para creerlo: tengo amigas de mi edad que siempre se cuidaron del sol, evitaron broncearse la cara y tienen la muchas menos arrugas que yo y puedo asegurar que no es por bótox.

El estudio demuestra que no solo el protector solar sirve para desacelerar el envejecimiento de la piel, sino para protegerla de manchas y la falta de elasticidad que viene con el paso de los años.

Para las que quieren seguir bronceadas, pero sin el sol, por suerte existen ahora muchas opciones como los ‘bronzers’ o los ‘brush tanning’, que básicamente es la opción de que te ´pinten’ el cuerpo, y que dura una semana, pero que no daña la piel.


Que hacer de ahora en adelante

Aunque hayamos abusado del sol, siempre estamos a tiempo de empezar a cuidarnos. Los expertos recomiendan muchas cosas que ya sabemos y otras que debemos aprender como:

1- Mantenerse a la sombra: especialmente entre las 10 AM y las 4 PM.

2- Evitar broncearnos en exceso

3- No ir a camas solares

4- Cúbrirse con ropa de color claro, sombreros y lentes de sol

5- Usar pantalla solar contra los rayos ultravioletas con factor de protección de por los menos 15.

6- Aplicar el protector (unas dos cucharadas) unos 30 minutos antes de salir a la calle

7- Volver a ponerte cada dos horas o inmediatamente cada vez que sales del agua o haces un deporte en el agua.

8- Mantener a los bebés fuera del sol: los protectores solares son para bebés de seis meses en adelante

9- Examinar tu piel todos los meses (lo puedes hacer tu mismo)

10- Hacerte un examen de la piel una vez por año con un dermatólogo

Espero que esta experiencia los ayude a no olvidarse el protector solar este verano.

About Luciana Lambertohttp://www.mamasurbanas.comPeriodista con más de 20 años de experiencia y mamá de dos hijas fabulosas: Emma y Anna, adoro escribir y narrar las aventuras que atravesamos cada día en New York City.

One thought on “Celebrando una década sin tomar sol

  1. Pingback: Mayo: es tiempo de protegerte del sol | Mamás Urbanas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s