‘Tesoros’ encontrados en la calle ( shhh, en la basura!)

Quién vive en New York o haya visitado a alguien que resida aquí, sabe que en esta ciudad los apartamentos son pequeños y caros y que a veces ni siquiera vienen con clósets. El espacio es un lujo y hay que estar siempre pensando la forma de hacerlo valer lo más posible. Será por eso, que mucha gente se ve obligada a poner en calle cosas que están en buen estado y que, en otras circunstancias (en otra ciudad), podrían haber terminado en el garaje, o subsuelo y no en la basura.

La falta de espacio y quizá de tiempo para decidir qué hacer (mucha gente se muda y necesita deshacerse de sus cosas) genera que los transeúntes nos topemos con muebles en perfecto estado, repisas, televisores, sillas y hasta lámparas listas para enchufar.

Recuerdo una noche que estaba con mi ‘roommate’ en un bar y encontramos una mesa de madera ideal para poner frente al sofá. Era una mesa bien sólida y amplia. Le pedimos al dueño del bar que la guardara y luego la pusimos en un taxi. En ese entonces, vivíamos en un apartamento en el cuarto piso, sin ascensor, por lo que ‘mi tesoro’ encontrado se transformó en un objeto pesadísimo a la hora de subir el mueble por 70 escalones.

En los últimos años, las cosas se hicieron más fáciles, ya que vivo en un primer piso, y en otro barrio con más espacio. Y fue por eso que pudimos traernos un piano, que encontramos en la calle, a media cuadra de la casa, la mañana siguiente al Día de Acción de Gracias.

A la vuelta de mi casa encontré también un mueble verde, de IKEA, que me encantó y que estaba en perfectas condiciones. Lo único que hice fue limpiarlo profundamente y agregarle nuevas ‘manijas’. También encontré una mesa, un baúl, unas sillas que parecen de los bares de Buenos Aires y una repisa que convertimos en banco con espacio para guardar cosas. Y todo eso sin siquiera estar buscando…

¿Te has encontrado algún ‘tesoro’ en la basura?

About Luciana Lambertohttp://www.mamasurbanas.comPeriodista con más de 20 años de experiencia y mamá de dos hijas fabulosas: Emma y Anna, adoro escribir y narrar las aventuras que atravesamos cada día en New York City.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s